Cuando estamos cursando la universidad lo único en lo que nos enfocamos es en aprobar las materias, sacar buenas calificaciones, y lo más importante, terminar la carrera para poder tener nuestro título universitario y ser ya unos profesionistas.  Y por qué no, ¡el orgullo de la familia!

Sin embargo, generalmente pensamos, “utópicamente”, que al concluir la licenciatura encontraremos el trabajo de nuestros sueños, y que con sólo presentarnos en una empresa con nuestro título impreso, tendremos el empleo que siempre quisimos, con un puesto de jefe y un salario altísimo. Desafortunadamente, no es así, ya que la mayoría de empresas -si no es que todas- buscan a alguien con experiencia y joven. ¡Por Dios, eso no es posible! ¿Cómo quieren las empresas que se adquiera experiencia si no dan la oportunidad?

El tema de la empleabilidad en México es un punto que a todos los jóvenes con el paso del tiempo ha ido afectando y preocupando, pues hoy en día es difícil encontrar un trabajo de la profesión que se estudió, y tras una búsqueda inmensa, se termina trabajando en algo que no corresponde con la carrera escogida.

Cada vez más, las empresas piden mayores requisitos para emplear a una persona. Uno de ellos, es el conocimiento de idiomas, y el que se necesita más es el inglés. De hecho, en el portal de OCC, las empresas piden a trabajadores con dominio del inglés; mientras que otros portales, por ejemplo, <empleonuevo.com>, entre 80 y 90 % de las vacantes expuestas requieren cierto grado de conocimiento en ese idioma.

Así que, si aún no tienes un idioma es momento de que vayas aprendiendo alguno, ya que es un requisito casi obligatorio que en una empresa te piden. Aunque el inglés es el idioma que más se necesita, también el japonés y alemán son otros idiomas que ya se están requiriendo. ¡Sería un plus que los aprendieras!

Por otro lado, On Device Research, que se especializa en realizar investigaciones de mercados móviles con tecnología de sondeo, realizó un estudio en donde se mostró que la información que los jóvenes suben a redes sociales influye para que en un trabajo se decida su contratación, pues 1 de cada 10 jóvenes que tienen entre 16 y 24 años ha sido rechazado a causa de la información publicada en sus redes sociales.

Además, otros factores que los reclutadores toman más en cuenta al momento de hacer una entrevista son: entusiasmo y motivación, profesionalismo (apariencia, puntualidad, etc.), habilidad en expresión oral y escrita, flexibilidad y adaptabilidad, resolución de problemas, capacidad crítica y analítica, atención al detalle, etc. ¡Cuando vayas a una entrevista, ya sabes en qué detalles se fijan!

No esperes a adquirir experiencia hasta que salgas de la escuela. Una oportunidad que puedes aprovechar son las prácticas es en el servicio social, o trabaja como becario.  De esta manera ya conocerás un poco más tu campo y será más fácil encontrar un trabajo.  Como dice Franklin Roosvelt: “Siempre que te preguntes si puedes hacer un trabajo, contesta que sí, y ponte a enseguida a aprender cómo se hace”.