Importancia del humanismo en la carrera de Ciencias de la Educación

5 min de lectura

 

Si sientes una gran pasión por la enseñanza y has pensado que la licenciatura en Ciencias de la Educación puede ser la opción académica ideal para ti, entonces es importante que conozcas a ciencia cierta de qué trata esta carrera y por qué es tan importante que sus estudiantes y profesionales tengan una formación humanista.

Y es que todo esto es clave para que evalúes qué tanto este título profesional empata con tus intereses, talentos y metas. De hecho, entre más investigues y profundices sobre ésta y otras alternativas de formación, más probabilidades tendrás de tomar una decisión certera sobre tu futura profesión.

Con esto en mente, hemos pedido a Antonio Hernández Tapia, experto en el tema del que hablaremos hoy, que nos comparta sus conocimientos y experiencia para poderte hablar en este material sobre una carrera tan noble e importante como la de Ciencias de la Educación.

¿Quieres conocer más sobre ésta? ¡No dejes de leer!

¿De qué trata la carrera de Ciencias de la Educación?

Antes de poder entrar en detalles, empecemos por hablar sobre exactamente qué estudia la licenciatura en Ciencias de la Educación y cuáles son sus áreas de acción.

Sobre esto, Hernández Tapia comenta que el objeto de esta carrera es la educación desde un modo descriptivo explicativo, es decir, así como a la Pedagogía le corresponde estudiar y reflexionar la formación y a la didáctica, así como la valoración de los métodos de enseñanza, del mismo modo, a las Ciencias de la Educación le corresponde exponer las características principales del fenómeno instructivo.

En la práctica, esto se traduce en diferentes ámbitos, desde el diseño curricular hasta la práctica docente y la investigación.

Ahora bien, ¿cómo los profesionales en Ciencias de la Educación logran sus objetivos? Lo hacen a través de una formación muy completa que comienza en la universidad.

Por lo general, el programa académico de esta licenciatura tiene 3 enfoques: comprender a las personas que aprenden, por medio de la Psicología de la Educación y otras materias relacionadas con entender mejor la realidad de los alumnos y sus perspectivas; estudiar el entorno, a través de clases vinculadas a la Sociología de la Educación y Política Educativa; y, por último, planificar la ejecución de la enseñanza, con cátedras centradas en el diseño de planes educativos.

 

Estudiar licenciatura en línea

 

¿Por qué es importante el humanismo para quienes se forman en Ciencias de la Educación?

Ahora que ya tienes mucho más claro de qué trata la carrera de Ciencias de la Educación, es momento de que hablemos de la importancia de que quienes la cursen tengan una formación humanista.

En cuanto a este tema, Hernández Tapia señala que lo primero que habría que decir es que el acto educativo es totalmente humano, entre personas.

Derivado de esto, la instrucción es un actividad que involucra más allá de una enseñanza intelectual, puesto que también involucra caracteres formativos. Entonces, un docente no sólo te enseña técnicas y conceptos, sino que también te impulsa a valorar, participar de manera eficiente en diferentes ámbitos de la sociedad e interactuar con personas.

De ahí que las Ciencias de la Educación requieran de una visión humanista, ya que explican y describen a la persona completa, no únicamente a una característica, como lo es la habilidad matemática.

En este sentido, la enseñanza implica valores, aptitudes, destrezas, toma de decisiones y todo tipo de áreas formativas. En palabras del experto entrevistado: “Lo principal es que la educación es un proceso íntegro. Cuando yo educo, estoy hablando de una integridad, no puedo nada más instruir a alguien en una cosa, es todo el paquete. Involucra todas las dimensiones del ser humano”.

Además, también indica que la educación es una actividad que se realiza en un espacio y esfera social, personal y cultural. A razón de esto, ésta es una llave para dar solución a los problemas individuales y colectivos.

Con esto en mente, en 2002, se generó un congreso que se propuso esclarecer el rumbo de la educación en función de los retos actuales. Como resultado surgieron 2 conceptos: las sociedades de la información y las sociedades del conocimiento. Hoy, el que mayor impacto que tiene en los modelos de instrucción occidental es el segundo, sobre todo, considerando la era digital.

Sociedades de conocimiento surge de la tesis fundamental emitida por Daniel Bell expuesta en el libro “El advenimiento de la sociedad posindustrial”, escrito en 1973. Ahí, básicamente se habla, a través de una prognosis social, de que la sociedad industrial tenía como principal eje de acción el hacer, mientras que la sociedad posindustrial tendría como eje axial el conocimiento.

Por lo tanto, las sociedades del conocimiento estructuran una cosmovisión de la educación entorno al conocimiento conceptual, por sobre la acción práctica, como las sociedades anteriores. Esta proposición genera que en los centros escolares se promueva un énfasis en el conocimiento, pues de este derivada la innovación.

“El humanismo en la educación debe ser una base fundamental; por un lado, enfila los propósitos de sociedades del conocimiento y, por el otro, establece lo necesario para que se logre la innovación de los alumnos, pues es una característica propiamente humana la creatividad, parte fundamental de la innovación”, aseguró Hernández.

La que innova es la persona completa, no su mente. Contrario al hacer, ya que quien realizar una acción, sólo utiliza una parte de su ser, es decir, un individuo puede estar operando una máquina y a la vez pensar en otra cosa.

El conocimiento involucra a toda la persona.

 

 

¡Para concluir!

Finalmente, sólo queda decir que, aunque las carreras de humanidades antes no tenían una gran rentabilidad y, por lo tanto, no todas las universidades las ofrecían y no eran tan populares. Hoy, los roles han cambiado.

La mayor fuente de prosperidad para un país, sobre todo, para aquellos en vías de desarrollo, no es la producción, sino la innovación.

Entonces, si buscas tener un perfil competitivo y tener éxito en una carrera como la de Ciencias de la Educación, es de gran relevancia que le apuestes a la creatividad, al conocimiento y a los valores, para que puedas enfrentarte con éxito a tu entorno.

Y, siempre recuerda que, como menciona Hernández Tapia: “La persona no sólo es un resultado o calificación, es mucho más”.

¿Te pareció interesante este material y te gustaría leer otros contenidos similares? Si tu respuesta es “sí”, entonces, ¡suscríbete a nuestro newsletter!

Agradecemos a Antonio Hernández Tapia, licenciado en Educación, maestro en Educación, candidato a Dr. en Humanidades y docente en Universidad ETAC campus Tulancingo, por compartirnos sus conocimientos y experiencia.

 

Escrito por Publicador Aliat

Suscríbete a nuestro blog

No te pierdas las últimas noticias y consejos sobre bachillerato, licenciaturas presenciales, licenciaturas ejecutivas, posgrados, programas en linea y educación continua.