Psicología del consumidor durante el 14 de febrero

5 min de lectura

 

La psicología del consumidor ha sido estudiada durante años, sobre todo cuando se trata de saber qué nos motiva a comprar en fechas especiales, como por ejemplo el 14 de febrero.

Desde el punto de vista psicológico, el amor ocasiona que 12 áreas de nuestra mente se activen y produzcan la liberación de dopamina y oxitocina, que son hormonas “antiestrés”.

Todos esos efectos, más la presión social que se genera en esa fecha, influyen directamente en la psicología del consumidor.

Eso causa que el 14 de febrero, las personas sean “empujadas” a gastar más dinero del que están acostumbrados.

En realidad, este fenómeno curioso e interesante se puede entender gracias a licenciaturas como la carrera de Psicología, por eso si te interesa cursarla puedes ir aprendiendo sobre el tema.

Para entender cómo es que la Psicología aporta al entendimiento de por qué compra la gente, a continuación podrás leer cómo influye el 14 de febrero en la mente del consumidor.

¿Es obligatorio comprar el 14 de febrero?

El día de San Valentín, además de ser el día para celebrar el amor, es una fecha en la cual la psicología del consumidor está programada para obsequiar a su pareja rosas, chocolates, cenas románticas y muchas otras ideas que surgen.

Muchos de nosotros no pensamos el porqué es “obligatorio” mostrar el amor que sentimos sobre una persona con un presente.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un estudio sobre esto a través de una encuesta a la industria. Donde refleja que el 64% celebra este día y el 50% de ellos lo hace por tradición, más que por halagar a su pareja.

Asimismo, encuestas hechas por la misma institución resaltan que cerca de un 39% compra un presente para regalar.

Podríamos decir que la presión social nos lleva a consumir el 14 de febrero y aunque no es justo afirmar que es una obligación, no todos lo hacen por amor romántico.

La presión social es la protagonista

Psicoterapeutas de la asociación Crecimiento Humano y Educación para la Paz señalan que la presión social es un factor dominante de la psicología del consumidor en este día.

La necesidad de pertenecer a un grupo social para satisfacer nuestra necesidad de inclusión y seguridad emocional, nos empuja a celebrar el 14 de febrero con las famosas compras de obsequios.

Estos afirman que en la adolescencia es cuando más propensos somos a aceptar ciertas convenciones sociales, por obligación, sin conocer objetivamente las razones.

Todos estos datos se reflejan en la realidad, ya que de acuerdo a la última encuesta de la Profeco 42% de las personas gastarán hasta $5,720 pesos en promedio para satisfacer las necesidades sociales.

Si lo analizamos, podremos entender que la necesidad de ser aceptados por nuestros similares y el sucumbir ante presión social tienen una conexión directa.

Entonces, podríamos pensar que una parte de la psicología del consumidor durante el Día de San Valentín está programada para satisfacer sus necesidades sociales más que por el hecho de complacer a su pareja con un presente, en algunos casos.

¿Qué se regala el 14 de febrero y cuál es su efecto en la mente?

Según la Profeco, los presentes que son comprados por los mexicanos, están encabezados por rosas, cenas, chocolates, peluches y tarjetas románticas.

En el año 2004, psicólogos de la Universidad Estatal de Arizona señalaron que el regalo funciona como un impulsor del amor romántico, no como una representación de éste, es decir, se regala para producir la sensación de enamoramiento en el otro.

Asimismo, durante el 14 de febrero la psicología del consumidor puede experimentar un fenómeno parecido a “mi regalo representa mi autovaloración”

Esto quiere decir que, si la persona recibe un obsequio económico, simple o falto de creatividad y detalle, su autoestima decrementa y puede ocasionar depresión en algunos casos. Factores que guardan relación muy estrecha entre sí, reconocido por la comunidad científica.

¡Qué impresionante que los psicólogos puedan determinar las conexiones emocionales y cognitivas entre la mente y las intenciones románticas!

 

También te puede interesar conocer más sobre psicologos famosos en el mundo

Tipos de compradores

La consultora TNS elaboró una lista de 6 perfiles que evidencian las características emocionales y de la psicología del consumidor mexicano.

I. El atrevido

Es arriesgado, le gusta pasar el día con su pareja en una actividad especial y poco común. Son de los que más aprecian la celebración y la ven como una fecha para celebrar el amor.

Este tipo de personas les gusta sentir adrenalina, que desde el punto de vista psicológico es una hormona y neurotransmisor, que activa el estado de alerta y facilita las reacciones mentales.

II. El farol

Solo les gusta lo mejor, que tenga estilo y clase. No se preocupan por el precio de sus regalo y valoran el regalo según el significado que tiene la persona para ellos.

Estas características pueden ser un signo de baja autoestima o falta de control. La psicología del consumidor en estos casos puede estar orientada a comprar el afecto con dinero y obsequios.

III. Intelectuales

Buscan el sentido lógico a todo, incluso al amor y la razón romántica del 14 de febrero. No suelen estar influenciados por la presión social de regalar ese día.

Son conocidos como “los lógicos” y necesitan que los obsequios que ofrecen a sus seres queridos tengan un propósito funcional lógico para ellos.

IV. Románticos

Son los que más disfrutan del 14 de febrero. Demuestran sus niveles de afecto de manera material y simbólica, a través de regalos y detalles personales.

Psicológicamente son conocidos como los “Idealistas” y son personas muy emocionales, que les gusta ofrecer presentes como representación de su cariño.

V. Hogareño

Aprovecha el día de San Valentín para estar con la familia. Lo toma como un día especial para demostrar su amor por sus más allegados.

No invierte mucho dinero en regalos el 14 de febrero, más bien, le gusta usar su dinero para brindar experiencias familiares.

VI. Fiestero

Es de las personas que les gusta divertirse en todo momento. Durante el 14 de febrero, probablemente salga con su pareja de fiesta.

Habitualmente las personas felices en la psicología, mantienen un equilibrio emocional y cognitivo estable. Son agradecidos y pacíficos.

La psicología del consumidor dice mucho de nuestros patrones de pensamiento como sociedad. Los profesionales de esta disciplina científica, son base fundamental para entender cómo se comporta nuestra mente durante estas fechas.

Cuéntanos, ¿te gustó nuestro artículo? ¡Comparte con nosotros tus experiencias durante el 14 de febrero!

 

trabajos si estudio psicología

 

Escrito por Ana Romero

¡Únete ahora!

Sé parte de nuestra comunidad y no te pierdas las últimas noticias y consejos para tu formación profesional

¡Solicita más información!
Por favor completa todos los campos